somos-ink

Casa Lola es un restaurante en Tudela que nace con el propósito de cubrir un hueco, hasta ahora inexistente, en la oferta gastronómica de la capital de la Ribera de Navarra. En pleno centro histórico y sin la necesidad de tener que salir de la ciudad, ofrece a sus clientes un fantástico menú del día, con todos los segundos a la brasa, el tradicional menú de sidrería que tiene en el chuletón a la brasa su plato estrella, además de otros menús especiales y menús para grupos Si buscas un restaurante en Tudela para celebraciones con amigos, familia (bautizos, comuniones, etc.), y comidas o cenas de empresa, Casa Lola es tu sitio.

Una cocina tradicional basada en una materia prima de gran calidad que está llamada a colmar las exigencias culinarias de los amantes del buen comer.

Además de los mencionados menús, Casa Lola dispone de una seleccionada carta de pescados y carnes, así como de una amplia oferta en entrantes y postres caseros. Todo ello regado con una cuidada variedad de vinos y con la sidra que el cliente podrá servirse de las dos grandes cupelas que presiden la bodega central.

Nuestra bodega

Casa Lola (Asador-Sidrería) aporta además un valor añadido que ningún otro de los restaurantes en Tudela puede ofrecerte. Su comedor central se encuentra en el interior de una de las más tradicionales y mejor conservadas bodegas subterráneas del centro histórico de la ciudad de Tudela.

somos-bodega

Una bodega abovedada rematada en piedra y ladrillo que aporta a los platos que en ella se sirven un punto de tradición y autenticidad que ayudan a disfrutar de la comida.

 Museo deportivo

Sin descuidar en ningún momento el aspecto culinario, Restaurante Casa Lola es, desde su concepción, un homenaje al deporte en general y a los deportistas tudelanos en particular. Prueba de ello es que de sus paredes cuelgan fotografías, objetos y recortes de periódico con los que se ha escrito la historia del deporte local.

somos-deporte

Una serie de documentos más o menos antiguos que han sido cedidos altruistamente por sus protagonistas convirtiendo el local en un museo del deporte de la ciudad en el que el CD Tudelano, primero, y el  Ribera Navarra Fútbol Sala, después, adquieren un protagonismo especial.